Noticias
Imagen
Nosotros
Servicios
Mantenimiento
Redes
Enlace Inalambrico
Noticias
 
Noticias
   
Anti-espías (Anti-spyware)

Los Spywares o Programas Espía, son aplicaciones que se dedican a recopilar información del sistema en el que se encuentran instaladas para luego enviarla a través de Internet, generalmente a alguna empresa de publicidad. Todas estas acciones se enmascaran tras confusas autorizaciones al instalar terceros programas, por lo que rara vez el usuario es consciente de ello.

¿Cómo funcionan?
Los programas espía pueden instalarse en un ordenador mediante un virus, un troyano, o bien, como generalmente ocurre, estar ocultos en la instalación de un programa gratuito (freeware o adware). Estos últimos programas permiten al usuario la descarga y uso de su software sin pagar, con la condición de soportar la publicidad insertada en ellos, pero algunos también introducen spywares para recopilar valiosa información de nuestros hábitos de navegación, sin que nosotros tengamos conocimiento de ello.

La información que recopilan los programas espías suele tener un uso estadístico y comercial, valioso para las empresas de publicidad. Pero estos programas pueden, y algunos lo hacen, acceder del mismo modo a información personal que tengamos almacenada (nombre, dirección de correo electrónico...) o incluso a datos vitales como cuentas de usuario y contraseñas.

Otro de los efectos de los spywares más intrusivos es el de cambiar nuestra página de inicio a otra a elección del programa espía, la cual puede ser una página en blanco, erótica o de contenido dudoso. Si se intenta restaurar la página de inicio desde las opciones del explorador se verá que esto no es posible. Los cambios que el espía ha realizado en el registro del sistema no lo permiten. Esta actividad es conocida como "Secuestro del Navegador".

Sin embargo, no hay que confundir los programas espías con virus, troyanos, gusanos, etc. Ya que estos últimos se dedican a dañar, de una forma u otra, el equipo infectado. Los programas espías por el contrario se dedican a recopilar ilegalmente información referente al usuario que utiliza el equipo; por ejemplo, páginas en las que navega, qué cosas suele comprar por Internet, software instalado en el sistema, antivirus utilizado… Toda esta información la recopilan ejecutando la aplicación de forma invisible para el usuario pero consumiendo recursos, por lo que ralentizan la velocidad del ordenador y la conexión a Internet.

¿Quién se beneficia?
Las empresas que los incluyen en su software argumentan que los datos que recopilan son anónimos y usados sólo con fines estadísticos, además, es un beneficio para que puedan seguir elaborando software gratuito, por el que de otro modo tendrían que cobrar. El problema viene porque no se informa claramente al usuario de la inclusión en el software gratuito de este tipo de programas, ni de la información que se va a obtener de él. Por otro lado si se desinstala un espía, es probable que la aplicación con la cual venía deje también de funcionar. Por el contrario, si se desinstala este software gratuito para acabar con la fuga de datos, no se consigue el objetivo de desinstalar el spyware, que seguirá en el ordenador recopilando y enviando información.

¿Qué hacer?
La solución para evitar esta fuga de información de nuestro equipo pasa por usar programas antiespías. Tienen un funcionamiento similar a los programas antivirus, pero analizan el sistema en busca de programas espías y los eliminan. Estos programas no son incompatibles con los programas antivirus, sino que son complementarios. Teniendo ambos instalados en nuestro ordenador estaremos mejor protegidos contra posibles intrusiones en nuestro sistema.

Esta información fue tomada de una exelente web llamada Alerta-Antivirus, la cual podran visitar haciendo clic aqui http://doctorpcperu.galeon.com